entre mujeres
Entre Mujeres Índice

5. El retorno a sus actividades normales

El aseo personal
El sueño

Una buena alimentación Su peso
El estreñimiento
Volver a manejar

La vuelta al trabajo

El aseo personal
Para Volver al Índice

Se puede bañar en tina tan pronto lo desee. Sin embargo, si tiene un vendaje sobre la incisión, grapas de metal o sonda de drenaje, no sumerja el pecho bajo el agua. Para asegurarse de ello, puede necesitar ayuda mientras se baña o puede optar par un baño de esponja.

Se puede duchar una vez que su médico le haya quitado la sonda o las grapas de metal. Métase en la ducha de espaldas a la regadera para evitar que el chorro del agua le de directamente en la incisión. Si tiene las steri-strips, no importa que se le mojen. Puede secarlas cuidadosamente con una toalla (sin frotar). No tenga miedo de tocarse la incisión, no se lastimará. Sin embargo, puede ser que sienta una sensación rara al tocarse ya que el área está adormecida.

El sueño
Para Volver al Índice

A mucha gente le resulta difícil dormir mientras está en el hospital. Una vez en casa es muy probable que regrese a su patrón normal de sueño.

Puede dormir en cualquier posición que le sea cómoda. Muchas mujeres descubren que el hacerlo boca arriba, con almohadas debajo del brazo afectado, es la posición más cómoda. Si tiene problemas para conciliar el sueño intente lo siguiente:

Una buena alimentación
Para Volver al Índice

Su alimentación juega un papel importante en su recuperación. El tipo adecuado de alimentos durante el tratamiento (cirugía, radioterapia y quimioterapia) la puede ayudar a curarse más rápidamente y a sentirse mejor. Para la gente con cáncer una buena alimentación es especialmente vital:

Cuando no puede comer suficiente o el tipo adecuado de alimento, su cuerpo consume Los nutrientes almacenados como fuente de energía. Como resultado, sus defensas naturales (el sistema inmunológico) se debilitan y su cuerpo no es tan eficiente para luchar contra infecciones.

Trate de variar sus alimentos cada día. Ningún tipo de comida o un solo grupo de alimentos contienen todos los nutrientes que usted requiere. Las siguientes recomendaciones mantendrán su cuerpo fuerte para luchar contra el cáncer.

Trate de tomar de 8 a 10 vasos de 8 onzas (250 ml. Aproximadamente) de liquido al día. Puede incluir cualquiera de los siguientes líquidos si su cuerpo los tolera: agua, jugo de fruta, té de hierbas, agua tónica sin cafeína y leche.

Las bebidas que contienen cafeína o alcohol no se incluyen en la lista anterior ya que provocan una cierta deshidratación. Sin embargo, si las tolera, puede beber una cantidad moderada de ellas.

Su peso
Para Volver al Índice

Quizá note que aumenta de peso durante el tratamiento aunque coma la misma cantidad que antes de la operación. Es importante que no se ponga a dieta para bajar de peso. En vez de eso, avise a su médico para que averigüe qué es lo que está causando ese cambio.

Algunas medicines contra el cáncer favorecen el aumento de peso al provocar que el cuerpo retenga líquidos. El peso extra es en forma de liquido y no significa que usted esté comiendo demasiado. Su cirujano o su oncólogo le pueden recomendar que limite la sal que come y que aumente la cantidad de agua que tome, ya que la sal provoca retención de liquido y el agua diluye la sal. Cualquiera de los dos médicos la pueden instruir para que continúe comiendo una dieta balanceada, pero escogiendo alimentos bajos en grasa. Pida a sus médicos que la remitan a un dietista si cree que necesita ayuda con su nutrición. También le pueden pedir que aumente el ejercicio. Caminar y nadar son buenas opciones, incluso si no ha hecho ejercicio con regularidad durante algún tiempo.

El estreñimiento
Para Volver al Índice

Volver a manejar
Para Volver al Índice

Puede comenzar a manejar tan pronto se sienta lista y ya no esté tomando medicines para el dolor. Algunas mujeres lo harán a las dos semanas de la operación. Otras esperan 6 semanas antes de manejar. No hay un limite de tiempo especifico para retomar esta actividad. El tipo de automóvil que maneje, ya sea de dirección hidráulica o manual también influirá. Virar el volante y/o estacionar en paralelo le pueden resultar molestos pero no le lastimará el área de la cirugía.

La vuelta al trabajo
Para Volver al Índice

Cuando considere volver al trabajo, tendrá que tomar en cuenta un buen número de factores que deberá discutir con su cirujano. Algunas consideraciones importantes son: el estrés que le produce su trabajo y las exigencias físicas y emocionales, el interés que tiene usted en volver al trabajo, la rapidez con que se está recuperando y la necesidad de terapia en el futuro (por ejemplo, quimioterapia o radioterapia).

¿Debería comunicarles a sus compañeros de trabajo que se le ha practicado una mastectomia? Esta pregunta es importante, no porque se deba avergonzar de haber tenido cáncer de seno, sino por razones prácticas. Si sus compañeros y compañeras de trabajo conocen su historial médico, podría sentir una discriminación abierta o sutil. Le recomendamos que se informe si existen leyes que protejan a los sobrevivientes de cáncer en su país. Hay muchas mujeres que prefieren permanecer calladas con respecto a su mastectomia, sin embargo, si nadie sabe acerca de su operación no puede recibir el apoyo que necesita. Pero, ¿es el trabajo el mejor lugar para buscar apoyo? Para esto no hay una respuesta sencilla. Estamos seguras que usted hará lo que considere mejor para usted misma.

Search CancerLinks A-Z

You are welcome to share CancerLinks © contents with friends, but do not forget to include the author name and web address. Permission needed to use articles on commercial and non commercial websites. Thank you.

Cancer Links A-Z Index  |   Cancer Links A- Z Site Map  |   Contact CancerLinks A- Z